¿Es cada adelanto para las mujeres un ejemplo del feminismo? Sobre Cocina Ecléctica de Juana Manuela Gorriti

Texto de Caitlin Bryski

En su colección de recetas compiladas en el libro, Cocina Ecléctica, Juana Manuel Gorriti presenta una obra que relata la antropología con la vida diaria, y exitosamente crea un espacio que raramente existía para las mujeres en la década 19: la oportunidad de compartir sus experiencias en un espacio publico. En el siglo 19, las expectaciones para las mujeres eran que ellas deben arreglar la casa, y faltaban un rol oficial en la vida publica. Aun el prologo de Cocina Ecléctica, tiene la cita “el hogar es el santuario doméstico…su sacerdotisa y guardián natural, la mujer,” (Cocina Ecléctica, pg. 2). Esta cita era la verdad en la mayoría de culturas en el mundo, y seguramente era la verdad para las culturas hispánicas que contribuían a este libro. Por eso, muchas mujeres, especialmente las mujeres no educadas, faltaban conexiones sociales, apoyo fuera de su familia, y oportunidades de crecer o desarrollar como quería.
En su acto de colectar las historias de muchas mujeres, Gorriti estaba creando conexiones entre estas mujeres. Como describe Elizabeth Austin en su análisis de Cocina Ecléctica, la mayoría de las mujeres principales de las casas que pudieron comprar este libro no tenían la responsabilidad de cocinar para la familia, y sus sirvientes no tenían la habilidad de leer el libro ni escribir las recetas que querían contribuir las mujeres de la casa. Por eso, el acto de contribuir a un libro así mandó que estas mujeres de clases sociales diferentes habrían tenido que hablar y conversar sobre sus experiencias para crear una receta para el libro. En los ojos de Austin, estas conexiones no convierte esta obra en una obra feminista. Dice que la producción de un libro de recetas, hecho con la intención que otras mujeres iba a usarlas para cocinar, no puede ser considerada una obra feminista. En alguna manera, es podría argumentar que era una continuación de los roles normales para las mujeres, y entonces parece poco anti-feminista. Sin embargo, este libre creaba un espacio en que las mujeres podrían compartir sus experiencias, opiniones, y memorias de cocinar, y es probable que los efectos del libro, y la red social creada durante la compilación de este libro, representaba el inicio del avanzo de la mujer. Era el inicio de la aceptación de las mujeres en espacios públicos.

Obviamente, la Cocina Ecléctica no era el único ni el primero ejemplo de un espacio así. Mujeres estaban aceptadas como seres racionales por el parte de la intelectualidad de España desde la mitad del siglo 18, en gran parte debido a la publicación de ‘Defensa de las Mujeres,’ escrito por Benito Jerónimo Feijóo . Con este estatus, mujeres estaban promovidas a un estatus más igual con los hombres. Durante la misma época, mujeres estaban incluido, por la primera vez, en las tertulias de España. Una tertulia es una cita publica y social con la intención de discutir o analizar literatura o arte. Durante la mitad del siglo 18, habían un par de mujeres que participaban en tertulias, su participación “constituted an effective tool for participating in and influencing social debate,” (Admitted Equals, pg. 41).
Las tertulias fueron un espacio formal, que existía para hombres y mujeres, pero otros espacios específicamente para las mujeres fueron creados en esta época, y no solo en España. En 1791, un periódico en Chile escribió un parágrafo alentar a las mujeres a contribuir obras de opiniones, y recibía muchas obras así escritas sobre controversiales en la sociedad, la posición de mujeres en la sociedad, y otros tópicos . El periódico recibía muchas obras escritas por mujeres educadas, pero no las publicó hace mucho tiempo.
Entonces, la Cocina Ecléctica no era el único espacio en que mujeres tenían la oportunidad de contribuir sus opiniones en una manera publica. Habían lugares, las tertulias y algunas oportunidades individuos en que la mujer educada pudiera compartir su opinión. Creo que eso, para mi, es la razón por que Cocina Eclética no debe ser considerada una obra radicalmente feminista. No estaba creando un espacio nuevo para el avanzo de las mujeres; solo estaba creando otro espacio en que las mujeres podría participar en la sociedad publica. Tiene elementos novedosos para su época, incluso el hecho de que Gorriti estaba incluyendo solo mujeres en su producción. Como escribió Elizabeth Austin, “since Cocina is written almost entirely by and for women, it presents itself as a “safe” forum for feminine discourse, making the most of authority granted withina male-dominated social world,” (Austin, pg.33). Es verdad que en esta época, este fórum probablemente era algo muy raro para la mayoría de mujeres. Por eso, era importante para el desarrollo de mujeres. Era una continuación en una tendencia de aumentar el estatus social de las mujeres que estaba popular durante los siglos 18 y 19.

Para mi presentación creativa, decidí a hacer un postre de Cocina Ecléctica. La receta para los Bocadillos de Crema está en la pagina 129. No tiene muchos mandatos, entonces esta fue una experimenta para mi. Usé el blog ‘Cocina ecléctica / Eclectic kitchen’ para ayuda.

frutilla Foto del blog Cocina Ecléctica de Rocío del Águila (https://cocinaeclectica.wordpress.com/author/rociodelaguila/)

Receta para los Bocadillos de Crema

Ingredientes

Hojaldre (compré estos en el supermercado, y Cocina no incluye una receta para los hojaldres)

Fresas

Crema batida

Canela (usé azúcar marrón)

Azúcar

Instrucciones

  1. Hornea los hojaldres en un horno calentado a las 350°F para más o menos 10 minutos, o hasta que están dorado en los bordes
  2. Cuando están horneando los hojaldres, monta la crema y poner en el refrigerador hasta que los hojaldres han cocinado y enfriado
  3. Cuando los hojaldres están enfriando, corta las fresas
  4. Cuando ha hecho todo, y los hojaldres han enfriado, corta las en dos mitades
  5. Poner crema batida en cada mitad
  6. Añade unas pedazos de fresa, y hace un bocadillo dulce y rico J

(También puede ponerlas fresas encima del bocadillo. Como quieras)

Notas:

[1] “Admitted Equals: Art and Letters”. “Admitted Equals: Art and Letters”. The Emerging Female Citizen: Gender and Enlightenment in Spain. 1st ed. University of California Press, 2006. 40–73. Web.

[1] “Women, Letter-writing and the Wars of Independence in Chile”. “Women, Letter-writing and the Wars of Independence in Chile”. South American Independence: Gender, Politics, Text. 1st ed. Vol. 7. Liverpool University Press, 2011. 159–182. Web.

Advertisements

10 thoughts on “¿Es cada adelanto para las mujeres un ejemplo del feminismo? Sobre Cocina Ecléctica de Juana Manuela Gorriti

  1. Gracias Caitlin; los bocadillos parecen deliciosos. Como dijiste, este libro es feminista pero a la misma vez no es feminista. Para mi, es sumamente interesante que Gorriti no cocinaba mucho durante su vida pero escribió un libro para dar voz a las mujeres y darles un lugar para compartir recetas. Aunque es un libro de recetas, no está escrita así con listas de ingredientes y instrucciones. Por eso, es más como literatura o testimonios de las personas que cocinan estas recetas. Las descripciones que incluyen son muy bonitas y tienen historias pequeñas. Me gusta esta idea para un libro de recetas porque da más personalidad a la comida.

    Personalmente elegí una mezcla de recetas. Algunas me interesan porque son comidas que me gusta comer y me interesaba leer los comentarios de Gorriti. Otras me parecían extraños y por eso decidir leer sus descripciones. No he viajado en la mayoría de los países que contribuyeron recetas, pero vi varias recetas como Morcilla o Pepián que he probado en otros lugares como España y Guatemala. En España probé la morcilla sin saber que era y me gustaba muchísimo. Cuando mi madre Española me dijo lo que era, pensaba que era muy extraño y un poco repugnante, pero me gustaba tanto que continué a comerlo con ganas. Era extraño leer sobre la morcilla porque no suena bien, pero obviamente por lo menos yo disfruto esta plata.

    Like

    1. Me gustaron mucho tus aproximaciones al texto. Me pareció muy interesante como dentro de esa mezcla de diferentes autoras o colaboradoras se mantiene el mismo lenguaje en todas las recetas, lo cual nos habla de la necesidad de editar el texto de forma que sea accesible para ese público, probablemente mujeres de la alta sociedad, quienes se entretenían con las historias, pero igual que la autora no cocinaban. Hubiera sido muy interesante que la autora mantuviera el vocabulario y estilo de todas las mujeres que participaron, permitiendo que el lector conociera los nombres de un ingrediente en diferentes regiones, y distinguir las diferentes clases sociales, educación y cultura. Esta nueva forma de acercarse a la cocina mezclando historias sobre los platillos y los días específicos en que se elaboraban nos permite como lectores establecer una empatía con el texto como mayor facilidad.
      Algunas recetas que llamaron mi atención son la sopa de abril y la sopa de arroz. La primera me sorprendió que incluyeran lechuga como un ingrediente de este plato, algo que hasta ahora solo había probado en ensaladas. La otra es porque nunca he comido una sopa con arroz, a diferencia de lentejas u otros granos que al cocinarlos quedan un poco aguados y se les puede agregar

      Like

  2. Gracias, Caitlin, por tus comentarios! El texto de Gorriti me sorprendió – nunca pensaba que leer un libro de recetas sería tan interesante. No es un tipo de literatura que normalmente consideramos una forma de arte, pero aquí vemos que la puede ser y la es. Las recetas que más me llamaron la atención fueron las que se escribían como cuentos o historias orales, los que hay que entender para poder entender los significados de los platos. También me gustaron las recetas que incluían un recuerdo o historia personal de la autora, lo que daba un sentido más íntimo al texto. Esto tiene que ver con lo que señaló Caitlin sobre el espacio para compartir que este texto dio a las mujeres que contribuían al proyecto y leían el producto final.

    Like

  3. Una parte de este que llamó mi atención fue que esta colección de recetas podrían ser interpretado como antifeminista. Esto me recordó de muchas cosas hoy en día que parece feminista pero en realidad, crear una brecha más profunda. Creo que en muchos casos, la gente piense demasiado a la situación y es por eso que las cosas se vuelven etiquetados como antifeminista pero por otro lado, hay cosas que realmente crear problemas. Empecé a leer esto con este prejuicio en mente, pero como he leído más, el problema se hizo más evidente. Esto es algo que no sólo era antifeminista sino también anti-la clase baja. Su inaccesibilidad creó una brecha, que yo creo que no fue intencional, pero sin embargo creó una diferencia entre las mujeres que podían permitirse el lujo de leer el libro y las mujeres que realmente cocido. Pienso que este tema es fascinante porque es una contradicción que todavía estamos aprendiendo más acerca hoy en día.

    Like

  4. Creo que es interesante mirar a este texto como un texto anti-feminista porque muchas de las rectas aquí parecen tomar mucho tiempo para formar un “santuario domestico” para la mujer (2). Una receta que me llamó la atención fue la “corbina rellena” en página 22 por su gran tiempo de preparar: se necesita colgar el pescado por su cola para que el agua salga correctamente de la carne, hervirlo en vinagre y sal, preparar el relleno y unir todos los ingredientes. Aunque este plato típicamente fue preparado por los sirvientes, su preparación extensa subraya las expectativas de las mujeres en la cocina. Por los siglos, las mujeres fueron atrapadas en las cocinas para preparar la comida. Con el cambio paralelo de la comida enlatada y los trabajos vacios debido a los hombres guerreando en la Segunda Guerra Mundial, las mujeres fueron libradas del hogar para conseguir trabajos. Desafortunadamente, ahora tenemos otro problema con la comida porque la familia ya no toma tiempo para preparar la comida y eligen opciones más rápidas. Por eso, no parece que ningún lado triunfa sobre el otro. Siempre hay este sentimiento de que la mujer necesita elegir entre la crianza de su familia y su trabajo. Habían publicado muchos periódicos sobre este tema, lo más popular viene de una profesora de Princeton Anne-Marie Slaughter que escribió “Why women still can’t have it all”. En su artículo, Slaughter reconoce que los avances del movimiento feminista crean un sentido de culpabilidad por parte de las mujeres que tratan de hacerlo todo: criar a sus hijos y llenar la más alta posición de sus trabajos. Esa realización nos obliga a continuar lentamente en nuestras vidas héticas y llenas con expectativas irracionales. Hemos avanzado al punto donde mucho del trabajo domestico es compartido entre los maridos, lo que da la oportunidad a las mujeres para ganar dinero por su familia. En fin, tenemos una posibilidad donde la calidad de la comida preparada por una familia no necesita disminuirse a una nivel de “comida instante” y no saludable si los dos esposos aguantan los trabajos domésticos y encuentran un consenso entre sus vidas profesionales

    Like

  5. Aparte de las cuestiones sobre si el texto de Gorriti es un buen ejemplo de la literatura feminista, lo que es muy interesante para mí también es, de nuevo, el poder inmenso de la comida para juntar personas y representar culturas. Elizabeth Austin nota que “her contributors often reference their friendship and pass on messages to her; as such, the collection represents an archeology of the exiled writer’s many travels and friendships, literary and otherwise.” En este, la comida se convierte en un vínculo que unen personas a través de la tierra. Además, las recetas son narraciones en lugar de recetas simples, y por eso las recetas “are embedded in each author’s récipe dicourse, narrative or directive.” Muchas de las autoras incluyen información y contexto cultural dentro su comida – “voicing a writing/cooking creation metaphor that binds the confection of foodstuffs to communication and narration.” Como resultado, la comida también sirve como una vasija de culturas diferentes que puede ser compartido fácilmente con otros.
    De hecho, el casamiento de Gorriti y su esposo falló según Elizabeth Austin porque “[it] became a long-distance marriage that allowed them to pursue their own careers and lead separate lives.” En luz de este y el poder cultural y personal de la comida, el aviso en el prólogo todavía puede tener alguna advertencia a los dos géneros en la era contemporánea: la importancia de juntar y hacer tiempo en la vida diaria con la familia, los amigos, y las personas que amamos.

    Like

  6. Me encontré las obras de hoy muy interesante porque relacionan mucho con mi ensayo final en que exploro la relación de la mujer y la cocina y su influencia sobre la cultura y la sociedad por este modo. Gorriti parece un ejemplo perfecto de esta influencia. Aunque desde nuestra perspectiva moderna, no parece un libro femenino, en su época yo imagino que era muy femenino por unas razones. Primero es que su vida propia era en su mismo un ejemplo de la independencia de la mujer aumentando en la época, como ella creó una vida exitosa sin su esposo. Ella nació y era educada en un mundo machismo y así era inevitable que su posición era que la poder de la mujer viene de la cocina, aunque hoy en día enseñamos que la mujer puede ofrecer mucho más. Lo que es interesante aquí, sin embargo, es que las mujeres si están ofreciendo más que la comida; están ofreciendo una educación verdadera. A través de la estructura de la obra, las mujeres presentan fragmentos de la historia, la cultura, y consejo de la vida en general. Es por sus experiencias en la cocina que la mujer puede ofrecer una nueva experiencia a y conectar con las próximas generaciones.

    Like

  7. Muchas gracias, Caitlin, por el post. Quiero enfatizar exactamente lo que Caitlin dice y lo que dice Austin sobre Cocina Ecléctica, sobre como Gorriti crea una red de mujeres. Cómo Catilin dice, “En su acto de colectar las historias de muchas mujeres, Gorriti estaba creando conexiones entre estas mujeres. Como describe Elizabeth Austin en su análisis de Cocina Ecléctica, la mayoría de las mujeres principales de las casas que pudieron comprar este libro no tenían la responsabilidad de cocinar para la familia, y sus sirvientes no tenían la habilidad de leer el libro ni escribir las recetas que querían contribuir las mujeres de la casa. Por eso, el acto de contribuir a un libro así mandó que estas mujeres de clases sociales diferentes habrían tenido que hablar y conversar sobre sus experiencias para crear una receta para el libro.” Creo que esta observación es muy importante porque hubiese leído el texto como una colección de recetas y nada más, sin darme cuenta del contexto histórico y la importancia de esta colección para las mujeres.

    Una cosa interesante es que, a través de pedir recetas de sus amigas y publicarlas en un libro, Gorriti honora a ellas y todas las mujeres. La primera frase en el prólogo es: “El hogar es el santuario doméstico; su ara es el fogón; su sacerdotisa y guardián natural, la mujer” (Gorriti 2). Con esta frase se muestra claramente el acto de re-tomar la cocina como espacio propio para las mujeres. En vez de ver a la cocina como un lugar opresivo, Gorriti la describe como el reino de la mujer: un espacio de poder.

    Like

  8. En respusta a la pregunta en el titulo de este blog, pienso que cada adelento par alas muejeres puede interpretado como un ejemplo del feminismo. Este opinion de mi, es un resulta del definicion de femnismos . Segun a Wikipedia, feminismo es “ a range of political movements, ideologies, and social movements that share a common goal: to define, establish, and achieve equal political, economic, personal, and social rights for women”. Por este defincion, algo se puede considerar feminista, si aumenta los derechos de las muejeres de un lugar que esta menos de hombre sin obtener equalidad plena.

    Antes de este commentario yo nunca he visto un libro de concina como un metado de communicion o possiblemente funcionando como un obra feminista. No estoy seguro if Cocina Eclectica fue una obra feminista pero yo pienso este concepto es muy interasante.

    La idea de utilizar un libro de cocina para comunicarse y crear una conexión entre sus lectores me hizo pensar sobre “Bell’s Best Cookbook”. “Bell’s Best Cookbook”es una serie de recetas recogidas más de 30 años y cumplido en un libro de TelecomPioneers de Mississippi. Es muy raro ir a una casa del sur y no encontrar alguna edición de este libro de concina. Este libra de cocina proporciona una conexión al sur patrimonio de sus usuarios a través de la inclusión de recetas populares de que pasado y presente. También los ingresos procedentes de la venta del libro va a mejorar la comunidad: construcción de viviendas, proporcionando mapas de zona de juegos, aumentar las oportunidades de educación y apoyo a cuestiones relacionadas con la salud.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s