La importancia del salmón

Reflexión de Beth Orem

Cuando digo que yo soy de Seattle, personas siempre me preguntan: ¿Llueve mucho? ¿Hay muchas tiendas de marihuana y Starbucks? Y mi respuesta es sí, sí, sí – Seattle es muy parecido a su estereotipos. Pero hay otro aspecto tan importante al noroeste pacífico que extraños nunca reconocen: el salmón.

El salmón ha determinado las culturas, dietas, sociedades, y religiones de muchas tribus indígenas en la región. Históricamente, una americana nativa típica consumían casi una libra de salmón cada día. La historia del origen de algunas tribus, como la Yakama, Umatilla, Warm Springs, y Nez Perce, enfatiza la importancia del salmón. Según a la historia, antes de formar los seres humanos, el Creador llamó una junta de toda de la creación: les preguntó a dar regalos a los seres humanos, para ayudarles de sobrevivir. La primera criatura de ofrecer un regalo fue Salmón, que ofreció su cuerpo para alimentar las personas.

Lummi_men_trolling_for_salmon_from_canoe_near_Bellingham_Washington_ca_1900.jpg
Foto de hombres Lummi buscando al salmón cerca de Bellingham, WA en 1900

Durante 1500 años era una balanza en el ecosistema, porque los indígenas usaron prácticas de pesca sostenible. Al principio de la expansión oeste de los colonos euro-americanos, todos continúan a pescar para el sostenimiento; pero con tiempo, los colonos empezaron de pensar en el salmón como una mercancía. Subsecuentemente, la populación del salmón (¡y de los indígenas!) ha sufrido muchísimo. Ahora, hay muchos esfuerzos de conservar la populación del salmón y promover su crecimiento, sin embargo hay mucha controversia con asuntos de los derechos de las indígenas, el sustento de los pescadores comerciales y las necesidades hidroeléctricas de la región.

No soy una americana nativa, pero como la “Comisión de pescado entre tribus” dice, “every single person in the Northwest is a Wy-Kan-Ush-Pum. We are all Salmon People.” En mi escuela primaria, cada clase va a un “field trip” al criadero de salmón. En el octavo grado tenemos que estudiar la historia del noroeste pacífico, y incluso la importancia del salmón en el desarrollo de la región. Sin embargo, mi familia no comió el salmón hasta hace diez años. Sobre este tiempo, mi abuela maternal fue diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer y mi mamá leyó que el salmón mejora la memoria. Al mismo tiempo, mi padre visitó a un amigo en Alaska y ellos pescaron juntos; él devolvió con una cajón de salmón, la que puso en el congelador para que nos dure seis meses.

En los años tempranos de la enfermedad de mi abuela, mis abuelos quedaron en su casa en la Isla de Mercer, y mi familia comeríamos con ellos con frecuencia. Siempre había un gran espectáculo de mi abuelo y mi padre asando el salmón en el patio. Ellos usaron técnicas diferentes, pero siempre con limón, lo que es el mejor condimento para el salmón en mi opinión. En años recientes, mis abuelos se mudaron a un centro de vida asistida en Seattle, y mis padres compraron su casa (y mi tío compró nuestra casa – era un gran intercambio de casas, ¡muy extraño!). Mi padre todavía usa la misma parrilla del pasado, y la misma técnica, aunque experimenta con diferentes condimentos. Como he dicho en clase, mis padres no les gusta cocinar mucho; pero casi cada domingo mi padre cocina el salmón para la familia. Cuando yo regreso desde la Universidad, o mi hermano mayor visita nuestra ciudad natal, comemos el salmón juntos.

DSC_3886.jpg
Mi hermana Hannah, mi hermano Quentin, y yo en la Isla de Bainbridge, WA en 2015

Mi mamá odia el salmón, pero lo come más de todo a causa de los beneficios saludables. Es cómico mirar su expresión (en realidad, su mueca) cuando lo come. Pero al resto de mi familia nos encanta el salmón – incluso nuestra mascota, Lulu. Para mi, el salmón es la única criatura del mar que como. Obviamente, el salmón es muy importante para mi familia y al noroeste pacífico, así que querría discutirlo para mi proyecto personal. Sin embargo, no sabía como cocinarlo y también, no tengo una parrilla en mi apartamento de South Bend. Por eso, pregunté a mi padre si podría cocinar el salmón para la familia en la Isla de Mercer, y enviarme las fotos y instrucciones. El domingo pasado, él asó el salmón. En un correo electrónico, él me dio una lección en como cocinar el salmón.

Me dijo que normalmente compra el King salmón pero porque era disponible en el mercado, compró dos filetes de Sockeye (él no ha visitado Alaska este año). Esta vez no usó el limón, sino el aceite de oliva y el romero, lo que es rico también. Él avisa que formar un “bote” de papel de aluminio, y poner el salmón a dentro del “bote.” Él salpica el aceite encima del salmón y después pone el romero.

image003.jpg
En sus palabras: “Of course having a glass of red wine helps”

Usando una llama baja, pone el “bote” del salmón en la parrilla por veinte minutos. Recomienda que cubrir el salmón con más papel de aluminio si no cocina muy rápido. No necesita girar el salmón – se cocina uniformemente. Usualmente, mi padre queda estos veinte minutos en el patio, admirando su trabajo en la parrilla y hablando a mi perro, Lulu. (Lulu le acompaña en todas partes; es muy estropeada.)

IMG_5907.jpg
Mi perro, Lulu, a fuera del supermercado (…en serio). (Aunque normalmente su cola no es rosa.)

Normalmente mi padre también cocina arroz y espárragos. Añade aceite de oliva, sal, y pimiento a las verduras, y asarlos en la parrilla por 2.5 minutos, cada lado.

image005.jpg
En la parrilla
image004.jpg
¡El producto final! Según a mi padre: “Easy peasy. Healthy too. Even Lulu got a few bites tonight.” ¡Gracias Padre!

Hay un poema que leímos en mi clase de literatura americana nativa, que tiene mucha relevancia a las “Salmon People” como yo. Voy a compartir algunas estrofas del poema.

“How to Make Good Baked Salmon from the River” por Nora Marks Dauenhauer, de la tribu Tlingit

“It’s best made in dry-fish camp

On a beach by a fish stream

On sticks over an open fire,

Or during fishing

Or during cannery season.

In this case, we’ll make it in the city,

Baked in an electric oven on a black fry pan.

(…)

In this case, put the poached salmon in a fry pan.

Smell how good it smells while it’s cooking,

Because it’s soooooooooo important.

(…)

Then go out by the cool stream and get some skunk cabbage,

Because it’s biodegradable,

To serve the salmon from.

Before you take back the skunk cabbage,

You can make a cup out of one

To drink from the cool stream.

In this case, plastic forks,

Paper plates and cups will do,

And drink cool water from the faucet.”

Me gusta mucho este poema porque demuestra las maneras en que las personas modernas pueden comer el salmón como los antepasados de la tierra. Muestra la conexión entre el pasado y el presente, a través del consumo del salmón. Aunque explica que las prácticas del pasado son mejores para asar el salmón, ofrece direcciones para adaptar los costumbres (y así continuarlos) en las cocinas y condiciones modernas. Creo que este poema asegura que las prácticas del pasado no son olvidables, y así trata al salmón y su historia con reverencia.

 

Recursos:

http://content.lib.washington.edu/salmonweb/

http://www.critfc.org/salmon-culture/we-are-all-salmon-people/

Para leer todo el poema: http://poeticsandpolitics.arizona.edu/1992/dauenhauer/salmon.htm

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s