El aguacate: afrodisíaco, pera de aligátor, y superalimento

La historia breve de los aguacates

El aguacate es una fruta carnosa con la forma de huevo o pera, piel verde o negro y una semilla larga. Los arboles de los aguacates son nativos de México y los aguacates han sido una parte de la dieta de la gente indígena mexicana por muchos años. La palabra Náhuatl por el aguacate es “ahuacatl” y ellos creían que la fruta tiene las propiedades afrodisíacas. Hay evidencia del consumo de los aguacates por 10,000 años y han sido cultivados como una cosecha domestica por 5,000 años. En el siglo XVI los conquistadores españoles fueron introducidos al aguacate y gracias a ellos, la fruta es conocida como “aguacate” porque no pudieron pronunciar el nombre en Náhuatl. Aunque la presencia de los aguacates había extendido a América Central y partes de Sudamérica, su magnitud difundió cuando los españoles llevaron los aguacates a Europea y vendieron a otros países.

Untitled

Los aguacates han sido llamados por muchos nombres a través de los años. En 1751 cuando George Washington visitó Barbados, escribió sobre los “peras agovagos” (agovago pears) y describió sus popularidad en la isla. En 1696 Señor Hans Sloane, un naturalista de Irlanda, acunó el nombre “avacado” por la fruta cuando los apuntó en su catálogo de las plantas de Jamaica. Otro nombre que Sloane llamó el árbol de los aguacates fue “la peral del aligátor” (alligator pear-tree) y por eso, los aguacates estaban conocidos como “peras de aligátor” por muchas años también. Al principio del siglo XX, cuando los aguacates comenzaron a ganar popularidad en los Estado Unidos, un grupo de horticultores rechazaron el nombre “peras de aligátor” porque pensaban que era engañoso y ignominioso. El Departamento de Agricultura estuvo de acuerdo y decidió adoptar “avocado” como su nombre oficial.

 

El aguacate de California

avocado1

Ahora, casi 90% de la cosecha de los aguacates de los Estados Unidos son cultivados en California y 95% de los aguacates consumidos en los Estados Unidos son de la variedad Hass. Los aguacates de esta variedad son nativos de La Habra, California, una ciudad en el sur cerca de Los Ángeles. En los 1920s Rudolph Hass, un cartero y horticultor amateur, descubrió esta nueva variedad del aguacate cuando plantó tres semillas de aguacate y una creció en un árbol con fruta diferente de los otros. El aguacate Hass es único a causa de su sabor mantecoso, textura creamosa, y su piel con hoyuelos que cambia de color de verde a negro. Algo interesante es que la linaje de todos de los aguacates de la variedad Hass puede ser remontada al primer árbol del aguacate Hass, la “madre.”

madre
el sitio del primer árbol del aguacate Hass

El aguacate y yo

El aguacate es una comida importante en mi vida no solo porque son deliciosos ni porque es una cosecha importante de mi estado natal, pero porque tengo muchas memorias alrededores del aguacate. Mi vecina favorita durante mi niñez tenía un árbol de aguacates en su jardín y siempre nos daban un grande bolso de aguacates cuando estaban maduros. Sus aguacates eran los más deliciosos en mi opinión pero cultivándolos no fue una tarea fácil. Los aguacates siempre llamaban la atención de una variedad de animales que querían comer la fruta rica. La vista de mi vecina agitando su escoba en el aire, tratando de espantar los predadores no era una vista inusual. Los aguacates también me recuerda de mi familia porque cuando era niña ayudaba mis tías y mi abuela en la cocina y mientras ellas estaban cocinando, estaba cargada con la responsabilidad de machacar los aguacates para el guacamole. Aunque ahora es obvio que mi “ayuda” no fue muy útil, las memorias de pasando tiempo con mi tías son algunas de mis memorias favoritas. Ellas siempre se peleaban en chiste sobre las recetas o chismeaban sobre sus amigas o otros miembros de la familia mientras cocinaban y recuerdo sentía muy especial porque me daban permiso escuchar y ayudar.

hqdefault
las ardillas le gustan los aguacates

A la misma vez, por un gran parte de mi vida, no me gustaba el sabor de los aguacates! El problema empeció durante una fiesta típica de mi familia. Como siempre, estaba mezclando los aguacates para el guacamole pero este día tenía mucho hambre. Trataba de robar bocados de la comida para la cena pero mis tías me descubrieron cada vez. Decidió a satisfacer mi hambre por comer uno de los aguacates sobrante y devoré uno aguacate entero con entusiasmo. Al principio, sentía bien, pero como la noche pasó sentía más y más peor. Resulta que el aguacate mantecoso fue demasiado rico por mi pobre estomago y al fin del día vomité como nunca he vomitado antes. Después de esta experiencia terrible, dejé los aguacates en totalidad. Continuaba a ayudar mis tías en la cocina pero rechazaba aun un bocado de aguacate por casi cinco años. Cuando finalmente decidí a probar el aguacate otra vez estaba en colegio y fue un antojo. Estuve estupefacta cuando lo comí porque estaba anticipando un sabor asco y en vez de esto, me gustaba mucho. A través de los años evitando el aguacate, me había hecho creer que no me gustaba el sabor del aguacate, pero esto no fue el caso. Ahora, el aguacate es una de mis comidas favoritas y me encanta utilizarlo cuando cocinar. Mis hermanos aun me burlan porque a veces elijo un plato porque uno de los ingredientes es aguacate.

IMG_3792_2
mis hermanos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El aguacate en la cultura pop

En los años recientes, el aguacate ha convierte en una comida popular y el consumo del aguacate está creciendo. Una razón para la popularidad de los aguacates es la obsesión creciente de los Estados Unidos con la salud y, sucesivamente, con la comida saludable. Hoy en día el aguacate está promocionado como un “superalimento” (superfood) y parece que cada restaurante tiene por lo menos un plato con la fruta. Por supuesto, el aguacate tiene un cantidad de beneficios: tiene un valor nutritivo alto y grasa saludable, su aceite puede reducir el colesterol, aumenta la absorción de nutrientes, y mucha más. Por otro lado, los beneficios saludables no explica la obsesión con la fruta, parece que muchas personas le gustan porque están de moda. Los aguacates están en todas partes, hay ropa con las imágenes de los aguacates, algunas personas tienen tatuajes de los aguacates, y aun hay festivales que celebran los aguacates. De cualquier manera, aprecio la abundancia de los aguacates y espero que sigan ser una comida utilizada por muchos restaurantes.

 

Mis platos favoritos con aguacate

  1. guacamole
  2. pan tostado con aguacate
  3. aguacates fritas (como papas)
  4. batido de aguacate
  5. ensalada

Citas

http://ucavo.ucr.edu/General/HistoryName.html

http://www.californiaavocado.com/the-california-difference

https://www.avocadocentral.com/how-to/how-are-avocados-grown

https://www.avoseedo.com/all-about-avocados/

 

Victoria Ocampo y el buen gusto norteamericano

Texto de Christina Vidaurri 

La viajera y sus sombras – Contexto

Esta sección de La viajera y sus sombras por la autora argentina Victoria Ocampo propone la idea que el buen gusto no solo relación con el sabor de la comida ni solo con la calidad, sino hay un vinculo entre el buen gusto y el asunto de la cortesía también. La sección, que se compone de fragmentos de cartas que Ocampo escribió durante su tiempo en los Estados Unidos muestra las diferencias de cortesía y costumbres entre argentina y los EE.UU.

200px-Victoria_Ocampo_y_Sur

 

Para entender el mente y los sentimientos de Victoria Ocampo y sus viajes en los estados unidos, es importante entender su crianza. En el momento que Ocampo estaba creciendo en Argentina, la década 1900, la clase alta fue muy influenciada por los costumbres y las reglas sociales de Europa, y Francia especialmente. Las familias de las clases altas hablaban francés en vez de español y sus niños fueron educados en el estilo francesa y Ocampo y sus hermanas no fueron diferentes. Ocampo tenía una institutriz francesa y asistía clases extraoficialmente en la Universidad de Paris. Por eso, Ocampo tenía una imagen muy clara de la cortesía del buen gusto que influye sus escritos y interpretación de la gente norteamericana.

¿Qué es del buen gusto?

Los cuentos de sus interacciones con los americanos, o los “yanquis” en sus palabras, que Ocampo relata en sus cartas recalcan los elementos culturales que forman las ideas sobre el “buen gusto” de una cultura. El cuento del chófer es un ejemplo muy obvio de los diferencias entre la cortesía americana y la cortesía de la clase alta argentina, es decir, la cortesía francesa. Ocampo relata un cuento del chófer quien usa el nombre de pila del amigo de Ocampo, y autor de gran fama, sin conociendo a él. La interacción destaca porque el hueco de posición social entre el chófer y el autor eminente y gracias a la audacia del chófer de usar el nombre de pila de una persona desconocida. Esa transgresión social es especialmente alarmante a la cortesía francesa que, según una libro de etiqueta, requiere que incluso los maestros se dirigen a sus estudiantes como “monsieur” y “mademoiselle.” Aunque hay un tono de superioridad cuando Ocampo relata el cuento, la interacción provoca una exploración de los aspectos culturales que forman la cortesía y el buen gusto. Ella describe las acciones del chófer como “las antípodas de las formas ceremonias” pero al misma vez admite que la cortesía es “una cuestión de costumbre” que “son resultados de una actitud mental” y “un espejismo creado por uno o dos hombres.” En ese manera, Ocampo reconoce que la cortesía, y el bueno, es cultural y algo que puede cambiar.

 

Untitled

La comida yanqui

En uno momento, Ocampo dice que “es cierto que la cocina francesa ocupa el primer lugar en nuestro pequeño planeta” y no concede que la comida norteamericano es el segundo no el tercero. Ella no entiendo el fascinación de vitaminas o de higiene alimenticia. Se lamenta la ausencia de la carne en la comida yanqui y que en vez de carne, sirven alimentos como griddle cakes, doughnuts, y waffles. Sin embargo, la adición de la fabula de los dos franceses y su búsqueda para las trufas francesas señala que Ocampo cree que hay demasiado foco en y obsesión con la comida de una cultura sobre las otras. El cuento enfoca en dos franceses quien quiere compartir su comida con la gente norteamericano porque “ensenarle el arte de preparar sus comidas” es “el mayor servicio” que pueden compartir. A causa de su obsesión de compartiendo su comida, ellos buscan y buscan y eventualmente mueren sin encontrarla y uno de los franceses se da cuenta que la búsqueda no vale la pena porque los Estados Unidos tienen comidas buenas también. El cuento sugiere que aunque los Estados Unidos no tienen la misma comida o comida de la misma cantidad, las comidas yanquis tienen sus propios valores. A través del cuento, la subjetividad del buen gusto se hace evidente. La obsesión de los franceses con la trufa es algo cultural y su obsesión conduce a un fin insatisfactorio. Ocampo está proponiendo una nueva apreciación por la comida, y la cultura, de otros países aunque no son de la calidad o “buen gusto” que estás acostumbrado a. Al fin, Ocampo aún tiene un sentido de superioridad sobre los ciudadanos norteamericanos y su comida, sino en un momento dice que diferencias “son uno de los encantos de este planeta, por desgracia en trance de ‘standardization’” y la comida es un lugar donde la diferencias puede florecer.

 

pancakecrepa

El “griddle cake” y la “crepe”

Uno de las comidas mencionada por Ocampo en su viaje a los Estados Unidos es el “griddle cake” o el panqueque. El panqueque tiene una historia larga, desde el tiempo de los trogloditas, y hay versiones de panqueques en muchas culturas. Al las misma vez, la panqueque como el griddle cake tiene una historia muy involucrada en la historia de los Estados Unidos. Los panqueque fueron un alimento básico en los colonias americanos y fueron conocidos como “hoe cakes,” “johnnycakes” y “flapjacks.” El primer libro de comida americano tuvieron dos recetas de panqueque. Ahora panqueques son considerados como comida norteamericano prototípico de desayuno y siempre están presentes en menús de restaurantes de comida cafetería.

En el otro lado la crepa es una postre famosa francesa originado de la región de noroeste de Francia. Diferente a los panqueques, las crepas son más finas y más suaves y en general, son considerados de mayor calidad que panqueques a causa de su raíces francesas.

images

Receta de crepas

Ingredientes:

  • 1 Taza de Leche
  •  1 Taza de Harina de trigo
  •  1 Unidad de Huevo
  •   1 Cucharadita de Azúcar
  •  2 Cucharadas de postre de Esencia de vainilla
  •  2 Cucharadas de postre de mantequilla derretida
  1. Para empezar con la preparación de nuestras crepas dulces introduce en un recipiente el huevo, la mantequilla derretida, la leche y el azúcar. Bátelo todo hasta que se integren bien los ingredientes. Si dispones de licuadora puedes utilizarla. Añade también la esencia de vainilla y sigue batiendo.
  2. Ahora, añade poco a poco la harina y sin dejar de batir. Te aconsejamos que tamices previamente la harina de trigo para que quede más fina y el resultado sea una masa más suave.
  3. Luego, pon a calentar una sartén con un poco de mantequilla para que las crepas dulces no se queden pegadas. Cuando esté caliente, deja caer la cantidad de mezcla necesaria de manera que puedas mover la sartén en forma circular, se reparta sin dejar huecos vacíos y quede una capa fina.
  4. Cuando las crepas se llenen de pequeñas burbujas deberás darle la vuelta con cuidado. Se trata de un postre que se hace muy rápido por lo que no deberá estar en el fuego más de dos minutos.

Fuentes:

http://www.recetasgratis.net/Receta-de-Crepas-dulces-receta-10637.html

http://www.moniquescrepes.com/a-brief-history-of-crepes/ 

http://theplate.nationalgeographic.com/2014/05/21/hot-off-the-griddle-heres-the-history-of-pancakes/http://theplate.nationalgeographic.com/2014/05/21/hot-off-the-griddle-heres-the-history-of-pancakes/

Schwartz, William Leonard. “Etiquette in Contemporary France,” The Modern Language Journal, Vol. 23, No. 6 (Mar., 1939), pp. 447-455

Bassnett, Susan. Knives and Angels: Women Writers in Latin America. London: Zed, 1990.